“PON UNA MASCOTA EN TU VIDA”

¡Hola, amig@s!

Tenía muchas ganas de escribir sobre las mascotas y los beneficios que nos pueden aportar en el proceso del envejecimiento activo y saludable.

Tener una mascota, sea un perro, un gato, un pájaro o un roedor, nos puede aportar cariño, compañía, alegría, lealtad, muchas veces más  de lo que las propias personas de nuestro entorno son capaces de ofrecernos.

Según varios estudios realizados las mascotas aportan mejoras psicológicas y físicas, ya que su cuidado diario nos obliga a tener nuevas responsabilidades que antes no teníamos, como por ejemplo si es un perro, sacarlo a pasear tres veces al día y encargarnos de su higiene diaria.

Distintos estudios coinciden en las mejorías que producen las mascotas en las personas mayores que han adquirido una mascota en esta etapa de su vida y sobre todo si viven solas. Entre ellas podemos encontrar:

  • Mayor movilidad
  • Más vida social
  • Aumento de la sensación de bienestar
  • Entretenimiento
  • Relajación y equilibrio emocional

El convivir con un animal de compañía transmite vitalidad e incluso puede favorecer el vivir más tiempo y con mayor calidad.  Un perro, o un gato, o cualquier de  las mascotas con las que podamos relacionarnos pueden ser una gran alegría y una gran ayuda para toda la familia.

La responsabilidad que trae consigo cuidar una mascota aporta también grandes dosis de afecto y cariño así como compañía; no hay sensación más placentera que estar viendo la televisión o leyendo un libro mientras acaricias a tu perro o gato; os lo digo desde mi propia experiencia. Entras en un estado de relajación y de sosiego que no tienes cuando estas solo en casa.

En nuestro país, cada vez más, existen experiencias en los centro geriátricos, ya sean residencias o centros de día, que conviven, la mayoría de veces con perros, y se ha demostrado que los residentes mejoran su  autoestima y optimismo; el día que a un residente le toca encargarse del animal se encuentra con mucha más vitalidad. También se están utilizando terapias con animales para personas mayores incluso que sufren demencias con muy buenos resultados.

Un aspecto que suele preocupar a los dueños mayores de las mascotas, es que sucederá con ellas si ellos caen enfermos o fallecen, no quieren que sean un estorbo para el resto de  la familia. Para esta cuestión, hay varias soluciones, como que las propias residencias aceptaran mascotas, darlos en acogimiento a familias cuidadoras o a las protectoras de animales.

Por todo ello, queridos amig@s, que manera más bonita de disfrutar de nuestro envejecimiento que cuidando a una mascota, además de como ya sabéis, de llevar una vida saludable con ejercicio diario y una buena alimentación.

¡Hasta muy pronto!

Una imagen vale más que mil palabras.
Una imagen vale más que mil palabras.

¿QUÉ ES EL MÉTODO PILATES?

Mejora el bienestar físico y mental.
Mejora el bienestar físico y mental.

¡Hola, amig@s!

En estos últimos días estamos montando los grupos para nuestras clases de Pilates, adaptado a vosotros/as; y estamos muy contentos de la acogida que están teniendo.

Por ello, me gustaría contaros brevemente qué es el Pilates, como surgió y cuáles son sus beneficios.

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph H. Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda. Se practica en todo el mundo y debe una parte de su cada vez mayor popularidad a que es practicado por personajes famosos del mundo de la música, el cine, la danza o el deporte.

Sus principios fundamentales son:

Alineamiento

Centralización

Concentración

Control

Precisión

Fluidez

Respiración

Los beneficios que obtienen los adultos mayores con la práctica constante del Método Pilates son:

  • Menor incidencia de caídas y fracturas óseas, por aumento de la fuerza muscular y coordinación de los movimientos.
  • Retraso en la aparición de osteoporosis, sobre todo en mujeres posmenopáusicas.
  • Mejora de la depresión, sobre todo en mujeres, con los programas de entrenamiento.
  • Prevención de la asteroesclerosis.
  • Disminución de las cifras de tensión arterial, con una gran mejoría de su cuadro clínico.
  • Aumento del gasto calórico del organismo, contribuyendo a la pérdida de peso y al mantenimiento de la misma.
  • Mejora del sueño y sensación de bienestar general.
  • Mejoramiento de la funcionalidad, Incremento de la capacidad para desarrollar tareas cotidianas y laborales

Las clases para nuestros alumnos requieren de un tratamiento específico, acorde con sus necesidades y capacidades específicas de cada persona.

En conclusión, el Método Pilates unido a un estilo de vida sano y saludable, va a fortalecer los procesos naturales del envejecimiento, favorece la pertenencia a un grupo donde compartir experiencias, a la vez que nos va a aportar una mejor calidad de vida.

¡Hasta pronto, amig@s!

21 DE SEPTIEMBRE, DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER

El 21 de septiembre todos unidos por los enfermos de Alzheimer y sus familias.
El 21 de septiembre todos unidos por los enfermos de Alzheimer y sus familias.

¡HOLA AMIG@S!

El día 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer, por eso quiero dejaros algunas consideraciones prácticas sobre esta enfermedad neurodegenerativa; qué tipo de enfermedad es, cuáles son sus síntomas iniciales y su diagnóstico para poder detectarlo a tiempo y poder poner los recursos sociosanitarios al alcance tanto del enfermo como de sus familiares.

Me parece interesante comentaros antes dos datos que reflejan la magnitud de esta enfermedad:

-En nuestro país ya se han diagnosticado alrededor de 1.200.000 personas.

-Entre un 30 y un 40 por ciento de personas que padecen Alzheimer podrían no estar diagnosticados y sólo un 20 por ciento de los casos se detectan cuando están en etapas leves, según los datos que ha proporcionado la Sociedad Española de Neurología (SEN).

¿Qué es el Alzheimer?

Se trata de una enfermedad degenerativa de las células cerebrales, las neuronas, de carácter progresivo y de origen hoy todavía desconocido.

Inicialmente se produce pérdida de memoria, y desorientación temporal espacial. En una segunda fase el enfermo pierde fluidez en el lenguaje, tiene dificultades para vestirse y necesita ayuda constante para realizar actividades cotidianas. En la fase avanzada la incapacidad es profunda y no se puede valer por sí solo. Su personalidad experimenta alteraciones irreversibles, deja de hablar, no reconoce a sus allegados y presenta incontinencia urinaria y fecal. Asimismo, aumenta la rigidez muscular, de manera que va quedando progresivamente recluido a una silla de ruedas y después a la cama. Además, aparecen otras complicaciones como ansiedad, angustia, agresividad o depresión.

¿Cuáles son sus síntomas iniciales?

Como el comienzo de la enfermedad es gradual, resulta difícil identificar exactamente su inicio. En estos momentos, el enfermo puede:

-Mostrar dificultades con el lenguaje.

-Experimentar pérdidas de memoria significativas, mostrando problemas sobre todo con la memoria a corto plazo.

-Desorientarse en el tiempo y en el espacio.

-Perderse en lugares familiares.

-Tener dificultades a la hora de tomar decisiones.

-Perder iniciativa y motivación.

-Mostrar signos de depresión y agresividad.

-Mostrar una pérdida de interés en sus aficiones y pasatiempos.

 ¿Cómo se efectúa su diagnóstico?

El único medio diagnóstico totalmente seguro es la biopsia cerebral. Sin embargo, en raras ocasiones se llega a efectuar, ya que por medio de otras técnicas, como las derivaciones de la neuroimagen (TAC cerebral, resonancia magnética cerebral, spect, pet), junto con electroencefalograma, analítica sanguínea y, sobre todo, entrevista clínica se llega a un diagnóstico muy aproximado.

Realizando un diagnóstico correcto se puede:

-excluir la posibilidad de que los síntomas tengan una causa distinta tratable más fácilmente.

-permite a los miembros de la familia, a los amigos y, si es posible, al propio enfermo hacer planes de futuro.

-dar al enfermo los cuidados y tratamientos más adecuados, teniendo en cuenta que los actuales tratamientos farmacológicos no curan, sólo enlentecen el desarrollo de la enfermedad.

Información obtenida de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA).

Espero que esta información sea de vuestra utilidad. ¡Hasta pronto!

¡ ¡ ¡ NOTICIAAA, NOTICIAAAA: INAUGURAMOS WEB ! ! !

www.laguiadelmayor.org¡Hola, amigos/as!
Por fin estoy de vuelta después de una etapa de mucho trabajo pero con una enorme ilusión.
Para vosotros/as hemos puesto en marcha la web de http://www.laguiadelmayor.org. Una empresa dedicada al asesoramiento social y mediación en conflictos familiares intergeneracionales.
http://www.laguiadelmayor.org ofrece una serie de servicios para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y sus familias con el fin de paliar la soledad, aislamiento y carencias afectivas. Interviniendo en situaciones conflictivas que rodean el día a día del cuidado de una persona mayor. Todo ello, desde el respeto a la dignidad de la persona y la atención centrada en la persona.
Dedicada a vosotros/as, nuestros mayores, que tanto estáis haciendo por vuestros hijos y nietos, y a vuestras familias, ahora posiblemente cuidadoras comprometidas en mantener vuestra calidad de vida.
Mi reto es apoyar a las personas mayores y sus familias a través del asesoramiento, acompañamiento y mediación en conflictos para mejorar su calidad de vida y fomentar el envejecimiento activo y saludable.
Agradezco a todos/as aquellas personas que me habéis ayudado en los últimos meses para que mis ilusiones se pongan en marcha. Cada cual en su faceta: familia, amigos, asesoramiento y emprendimiento. Gracias de todo corazón.
Dedicada a vosotros/as, queridos mayores y familias, os dejo una poesía. Espero que sea de vuestro gusto.
Hasta el siguiente post amigos/as.

LA ANDADURA
Hoy es un día
de viajes y de rutas,
un día de abrir puertas
a un mañana de esperanza.

Hoy es un día
para emigrar de los problemas
a un mundo que nos espera
con los manos abiertas.

Hoy es un día,
de caminar unidos
explorando las fronteras

Hoy es un día de mudanzas
de hacer maletas
y comenzar la andadura.

Cedida por El Refugio del Hombre Fen

RELACIÓN ENTRE ABUELOS Y NIETOS: “REFLEXIONES”

Ejemplo de amor incondicional.
Ejemplo de amor incondicional.

Después de publicar el anterior post sobre la convivencia entre niños y personas mayores en el parque de mi barrio, voy a seguir contando otras observaciones y que me dan mucho que pensar estos últimos días.

Una de ellas es la relación entre los nietos y los abuelos, esa relación que surge entre dos generaciones tan distintas y tan lejanas en el tiempo, pero que sin embargo se entrelazan, se respetan y por supuesto se quieren incondicionalmente, y ejemplo de ello lo tengo en casa, el de mi hijo con sus respectivos abuelos.

La relación que surge entre un nieto y sus abuelos para mí se establece desde el día del nacimiento del bebe, e incluso yo diría que antes, durante el embarazo. Y ejemplo de ello también lo tengo entre mi padre y mi hijo; por razones de salud tuve que guardar reposo durante casi todo el embarazo y mi padre venia todos los días a cuidarme; conversábamos, comíamos juntos, veíamos la televisión hasta que volvía mi marido de trabajar y la barriga iba creciendo poco a poco.

Esto lo cuento, porque hay estudios que dicen que poner música a los gestantes beneficia su desarrollo cognitivo porque está demostrado que desde la semana 20 de gestación, los futuros bebes ya escuchan en el vientre materno; y mi hijo a aparte de Mozart, escuchaba la voz de su abuelo todos los días. El día que nació, yo tenía a mi hijo cogido al pecho y cuando entró mi padre por la puerta y escuchó su voz giró la cabeza instintivamente; lo que prueba que la relación entre mi hijo y mi padre empezó por lo menos desde la semana 20 de gestación.

En la relación de dedicación incondicional abuelo-nieto, estos días estoy observando que muchos abuelos tienen que hacerse cargo de los nietos durante muchas horas porque ya ha empezado la media jornada en los colegios y la mayoría de padres trabajan todo el día. Veo que hay abuelos de todo tipo, más jóvenes, más mayores, unos más modernos que otros, con nietos pequeñitos, con nietos más mayores…pero todos tiene en común la sonrisa de pasar tiempo con sus nietos y la gratificación de poder ayudar a sus hijos.

Las conversaciones en el parque son variadas: “yo mientras sean sólo unas horitas los cuido pero más no puedo que me canso, pero mi hija la pobre trabaja todo el día”; “Yo sólo me puedo hacer cargo del bebe, cuando empiece andar lo tendrá que llevar a la guardería, yo no puedo agacharme para ayudarlo a andar…”; “yo a mis nietos mayores los veo muy poco, tienen que estudiar, ir a inglés, sus padres me los traen los viernes por la tarde, justo cuando hay baile en el centro social”.

Estas conversaciones son muy interesantes porque me ayudan a reflexionar  sobre el papel de los abuelos en esta sociedad y sus consecuencias. En definitiva, ¿cuáles son las tareas y roles que asumen dentro de la familia?, ¿a qué renuncian los abuelos por cuidar a sus nietos?, ¿qué conflictos surgen con los hijos?; ¿dónde están los límites de la responsabilidad de los abuelos en la educación de los nietos?, ¿quién se preocupa de las necesidades de los abuelos?.

Todas estas preguntas me llevan a seguir escribiendo sobre este tema tan hermoso como a la vez, interesante.

¡¡¡ Hasta pronto ami@ssss!!!

PARQUE DE SAN ISIDRO: EJEMPLO DE INTEGRACIÓN INTERGENERACIONAL

Tres generaciones caminando en la misma dirección.
Tres generaciones caminando en la misma dirección.

Hola de nuevo a tod@s!!!

Este post es un ejemplo de alegría y optimismo que vivo todos los días cuando bajo a mi hijo, de un año, al parque de nuestro barrio. Y os lo quiero contar porque es un ejemplo de integración intergeneracional entrañable y actual.

Se da la circunstancia que el parque de San Isidro está justo en medio el club de jubilados de la zona, por lo que hay un continuo trasiego de personas mayores que acuden a realizar sus actividades.

Empecé a bajar al parque sobre los ocho meses de vida de mi hijo, cuando empezó a gatear y no quería estar mucho rato en el carrito, ya que antes me dedicaba a pasear con él, mi padre y Lluna, nuestra perrita, para tomar un rato el sol antes de comer.

Al acudir al parque con las madres del taller de lactancia, me di cuenta de las múltiples interacciones intergeneracionales que se producían, y sobre todo de los comportamientos y situaciones espontáneas que hemos ido viviendo en el día a día.

Es costumbre ver a los mayores como se les escapa una sonrisa cada vez que uno de los niños se les acerca. Hay veces que se meten en la zona de la petanca y les interrumpen la partida, otras van directos al banco donde están sentados y les hacen monerías, por lo que los mayores sueltan carcajadas. Y a su vez, nos preguntan a las madres sobre cuánto tiempo tienen, si comen, si van a ir a la guardería, cuentan cosas de sus propios nietos…y nos pasamos un rato charlando.

Para mí el ejemplo más entrañable que he vivido estos meses fue el día en que espontáneamente mi hijo con dos amiguitas cogieron el andador de una señora para apoyarse y andar, fue espectacular. Todos nos quedamos asombrados de lo alegres que estaban los niños con su juguete, y que decir de la señora María que les aplaudía desde el banco donde estaba sentada. Nos dijo que se sentía orgullosa de que su andador sirviera para que los niños se soltaran a caminar.

Otra cosa curiosa son las conversaciones de los grupitos que se forman en los diversos bancos del parque; las mujeres mayores hablan entre ellas de sus cosas, sobre todo de sus hijos y nietos: “pues mi hijo trabaja mucho y mi nuera nunca está en casa; mi nieta va al instituto y no se pasa a verme”; “pues mi hija la pobre está en paro y no le sale nada; yo le cuido unas horas por la tarde a la niña para que pueda hacer un curso”; “pues yo estoy a la espera que me llame el reumatólogo que la pierna derecha me duele mucho y hoy no he tenido ganas de limpiar”.

Los hombres mayores, por otro lado, hablan de futbol y de política: “menuda lástima lo del Valencia, por un gol no están en la Champions, mira que han tenido toda la temporada y siempre se lo dejan para el final…”; “ pues yo quiero que el Levante se salve…”; “ los jóvenes seguro que votan a Podemos, mi nieto no para de darme la tabarra de que los vote, si esos son comunistas le digo yo y se cabrea el chaval!”; “pues yo no pienso votar, que con lo que nos roban, que se apañen”.

Mientras conversan, los mayores han tomado por costumbre arreglarse la zona de juego de la petanca antes de empezar la partida; la rastrillan y la riegan por que los niños que van al parque por la tarde se la destrozan jugando con las palas y los coches. Y no se quejan, cada mañana la arreglan y listos para jugar.

También observo a abuelos y abuelas que están cuidando de sus nietos mientras los hijos trabajan y se bajan al parque, porque así matan dos pájaros de un tiro, según me dijo una señora, ve a sus amigas y el niño juega un rato.

Las personas mayores del barrio van al parque por costumbre, desean ir y se obligan a acudir para que no se les “caiga la casa encima”, ya que es significativo que por las tardes hay muchas menos personas mayores que por las mañanas y sobre todo en invierno. Según me han contado, unas comen, se duermen la siesta, ven la novela y la tele toda la tarde; otras se van a casa de los hijos, al centro de jubilados a jugar, otros hacen teatro, etc, cada uno ya se organiza la tarde para pasarla lo mejor posible.

En definitiva, estoy muy contenta de que mi hijo acuda todos los días al parque de San Isidro, porque ante todo es un espacio donde se integran y conviven tres generaciones, abuelos, hijos y nietos. Y donde aparecen y se trasmiten los tan necesarios valores de convivencia, interculturalidad y respeto entre generaciones. Todo ello en un ambiente agradable donde la primera premisa es relacionarse y pasarlo lo mejor posible.

Hasta pronto amig@s!!!

MALOS TRATOS EN PERSONAS MAYORES (PARTE II)

Malos tratos en personas mayores.

En hilo a una noticia publicada en los medios de comunicación esta semana donde se han encontrado a personas mayores de una residencia atados y en unas condiciones higiénicas deplorables, sigo investigando los malos tratos en nuestros mayores, porque considero que no se le da la misma cobertura o publicidad que en otros colectivos como son los menores o mujeres; ninguno es más importante que otro, porque en todos hay que luchar para erradicarlos y castigar con la ley en la mano a aquellos que los cometen.

Por ello, es importante saber que tipos de maltrato están sufriendo las personas mayores y como se definen. Según la Organización Mundial de la Salud en la conocida como Declaración de Toronto” para la prevención global del maltrato de las personas mayores, los define como: “la acción única o repetida, o la falta de la respuesta apropiada, que causa daño o angustia a una persona mayor y que ocurre dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza”.

El estudio de los malos tratos en las personas mayores en nuestro país es relativamente reciente y sus causas son diversas; entre ellas podemos encontrar:

-El cambio de valores en nuestra sociedad actual en la que la juventud, la productividad, la salud son valores en alza, el anciano, enfermo con frecuencia dependiente e improductivo, es infravalorado y a veces resulta una “molestia”. (Yo en esta afirmación disiento bastante porque por ejemplo, promocionando el envejecimiento activo se está cambiando la imagen de nuestros mayores, entre otras muchas cosas, que he ido mencionando en anteriores posts y que seguiré comentando en los siguientes.)

-Factores familiares como el estrés del cuidador por sobrecarga física y/o emocional; problemas socioeconómicos; antecedentes de violencia familiar previa; abuso de sustancias tóxicas; trastornos psicopatológicos.

-Situaciones de especial vulnerabilidad en la persona mayor: vivienda compartida; malas relaciones entre la víctima y el agresor; falta de apoyo familiar, social y financiero; dependencia económica o de vivienda del anciano.

Y, ¿Cómo podemos clasificar esos malos tratos?, entre los más frecuentes encontramos:

1.- Negligencia:

Física: no satisfacer las necesidades básicas como negación de alimentos, cuidados higiénicos, vivienda, seguridad y tratamientos médicos.

Emocional: consiste en la negación de afecto, desprecio, aislamiento, incomunicación.

2.- Maltrato físico: golpes, quemaduras, fracturas, administración abusiva de fármacos o tóxicos.

3.-Maltrato psicológico: manipulación, intimidación, amenazas, humillaciones, chantajes, desprecio, violación de sus derechos impidiéndole tomar decisiones

4.-Abuso económico: impedir el uso y control de su dinero, chantaje económico.

5.-Abuso sexual: cualquier tipo de relación sexual no consentida o cuando la persona no es capaz de dar su consentimiento.

Las consecuencias del maltrato en las personas mayores pueden llegar a producir:

Físicas: lesiones por traumatismos, desnutrición, deshidratación, fracturas por caídas, úlceras por decúbito por negligencia, abandono o falta de cuidados, heridas por ataduras, abrasiones, quemaduras e intoxicaciones

Psicológicas: Tristeza, trastornos emocionales, sufrimiento, depresión, ansiedad, ideación suicida, inhibición, somatizaciones y pseudodemencias.

Sociales: aislamiento físico, psicológico o social.

Estas consecuencias derivan en una importante utilización de los servicios sanitarios por parte de la persona maltratada; el aumento de las hospitalizaciones condicionada por la morbilidad asociada a síntomas de la negligencia, el abandono o la violencia física.

Por ello, es necesario a mi entender, poder realizar una prevención de la situación del mayor cuando se detecten situaciones de vulnerabilidad. Los profesionales que los atienden, los vecinos, o familiares deben estar atentos a estos signos y dar la voz de alarma a quien corresponda, como por ejemplo, Servicios Sociales, Defensor del Mayor, Sistema Sanitario o a la autoridad que corresponda.

Seguiré tratando este tema en siguientes posts ya que es nuestro deber trabajar para que las negligencias en las personas mayores sean denunciadas.

¡!!Hasta pronto amig@s!!!

“EL MALTRATO EN LAS PERSONAS MAYORES” (Parte 1.)

Hoy en día vivimos una etapa de constantes cambios sociales, económicos y sobre todo tecnológicos que no nos da tiempo a digerir. Creando unas desigualdades intergeneracionales que nos están llevando a que aumenten las discriminaciones personales, sociales y culturales en las personas mayores.

La violencia en los mayores es un problema emergente.
La violencia en los mayores es un problema emergente.

Las dinámicas familiares están cambiando y ello resulta en la pérdida de los cuidados familiares tradicionales en los menores y ancianos. Y aquí salen perdiendo nuestros mayores, dado que la vejez tiene unas connotaciones mucho más negativas que el cuidado de un menor, donde al parecer todo son risas y alegrías. Cuántas veces hemos escuchado, “cuando quieras me dejas un rato al niño y aprovechas”. Pero qué poco se dice, “llevas muchos días encerrada en casa cuidando a tu padre, ¿quieres dejármelo un rato y aprovechas?”.

Las políticas sociales favorecen la idea de que las familias son el pilar fundamental donde realizar la atención. Sin duda esto es así, ya que todos preferiríamos que nos cuidaran nuestros hijos o sobrinos que una señora que no conocemos de nada, digo yo;  pero sin un acompañamiento de recursos sociales adecuados por parte de la administración que nos ayude a conciliar estos cuidados es más probable que surjan conflictos y sobrecargas familiares. Factor de riesgo en el maltrato a personas mayores.

He estado investigando y todavía existen pocos estudios sobre este fenómeno, prueba de ello es que las Naciones Unidas abordan por primera vez la violencia contra las personas mayores en la II Asamblea Mundial del Envejecimiento (Madrid 2002) en la que se presenta un informe al respecto. Paralelamente, la Red Internacional para la prevención del maltrato en el anciano (INPEA), con el apoyo de la OMS, hace público el Informe “Voces ausentes” que se ha convertido en un referente para la puesta en marcha de procesos de investigación-acción en muchos países del mundo.

La mayoría de profesionales de nuestro país de diferentes disciplinas relacionadas con la atención a nuestros mayores, médicos de familia, trabajadores sociales, confirman que va en aumento el número de casos de maltrato que se encuentran en su día a día. Con un solo caso ya deberíamos de estar actuando.

Hay indicios claros de que el maltrato a mayores es un problema emergente. Tenemos que ver qué tipo de maltratos son los más frecuentes, donde se producen, que consecuencias tiene, vulnerabilidad social, como prevenirlos, aspectos jurídicos… solo conociendo el maltrato a fondo se podrá actuar para evitarlo definitivamente.

Por ello, os convoco al siguiente post que espero sea pronto.

¡ ¡ ¡Hasta pronto amig@s! ! !

LA MEDIACIÓN ( PARTE IV ) “MEDIACIÓN INTERGENERACIONAL”

¡¡¡POR FIN!!! Después de explicar que es la mediación, cuales son sus características y sus ventajas y en que consiste un proceso de mediación, voy a intentar haceros reflexionar sobre las ventajas de la mediación en los conflictos que surgen alrededor de la vida cotidiana de una persona mayor. ¡¡¡Vamos a ello!!!

Las relaciones entre las distintas etapas de la vida crean conflictos donde la mediación se convierte en herramienta de consenso mutuo.
Las relaciones entre las distintas etapas de la vida crean conflictos donde la mediación se convierte en herramienta de consenso mutuo.

Considerar la mediación desde una perspectiva psicosocial, significa tener en cuenta los factores del contexto, o lugar donde se utiliza, y los procesos psicosociales que ocurren en su aplicación, en la que están involucradas las relaciones interpersonales, el papel de las emociones, la comunicación verbal y no verbal, procesos de influencia social, efectos del poder y el status de las partes, etc.

Todo ello, pasa alrededor de nuestros mayores y sus familias. La convivencia diaria, la enfermedad sobrevenida, traen consigo conflictos que las familias no pueden gestionar por si mismas por el alto nivel de estrés a las que están sometidas.

Los pocos estudios recientes sobre este tema indican que la relación de conflictos que se suelen dar en esta etapa de la vida son los siguientes:

  • Dificultades de convivencia entre padres‐hijos‐
  • Desacuerdos entre hijos acerca del cuidado de una persona mayor enferma.
  • Conflictos relacionados con los cambios de domicilio.
  • Conflictos relacionados con los cuidados de larga duración.
  • Conflictos relacionados con la gestión y administración de bienes de la persona mayor: incapacidad, donaciones, testamentos etc.
  • Desacuerdos de la persona mayor o los miembros de su familia respecto a la atención socio‐sanitaria recibida.
  • Problemas relacionados con la comunidad: molestias de terceros, adecuación instalaciones comunitarias etc.

En contextos geriátricos (residencias y centros de día) nos encontramos con diversidad de conflictos:

  • Conflictos de relaciones (residentes‐familiares, residentes‐residentes, residentes‐cuidadores y/o profesionales,   cuidadores‐cuidadores, gestores‐profesionales, entre otras).
  • Conflictos con el entorno (espacios compartidos, privacidad, ergonomía, identificación e integración con el medio).
  • Conflictos producidos por las diferencias entre expectativas y realidad (frustración, aislamiento, depresión).
  • Conflictos por la pérdida de autonomía (dificultades en ejecución de actividades diarias, seguridad económica, declive de las facultades físicas y psíquicas).
  • Conflictos creados por las carencias en las necesidades básicas (afectos, apoyo social, cuidados).
  • En relación a los familiares del residente también aparecen conflictos entre estos y la residencia como: insatisfacción con los servicios de atención y cuidado al adulto mayor, coste y gastos del servicio, relaciones interpersonales (profesionales, cuidadores, gestores

Me gustaría terminar haciendo referencia a Bertschler and Cocklin (2004) que en su libro “Truce” plantean la mediación cómo una respuesta a la realidad de esta etapa adulta, a la vez que describen aquellas situaciones en que la mediación no debería ser aplicada (violencia doméstica, abusos, demencias…) que dará pie a mi siguiente post.

¡¡¡ Hasta pronto amig@s !!!