“8 BENEFICIOS DEL PILATES EN LA SALUD DE LAS PERSONAS MAYORES”

 

¡¡Hola, amig@s!!

20160216_120257

Os dejamos el link del artículo que nos han publicado nuestros amig@s de QMAYOR  (http://www.qmayor.com) sobre los beneficios de practicar el Método Pilates con regularidad.

http://www.qmayor.com/vida-saludable/8-beneficios-del-pilates-en-la-salud-de-las-personas-mayores/

Espero que sea de vuestro agrado y que le saquéis provecho.

Y como siempre os digo, para que disfrutéis de un envejecimiento activo, libre y saludable es necesario la práctica de ejercicio, si es al aire libre mejor, como caminar; una dieta equilibrada, y por su puesto tener una vida social activa dentro de nuestras posibilidades.

!Hasta pronto!

http://www.qmayor.com/vida-saludable/8-beneficios-del-pilates-en-la-salud-de-las-personas-mayores/

HISTORIA PARA PENSAR

A La guía del mayor le ha gustado esta historia. Esperamos que sea de vuestro agrado. Por un envejecimiento activo, libre y saludable.

¡ Hasta pronto amig@s !

El record de longevidad le pertenece a Jeanne Louise Calment, con 122 años y 164 días. Ella era francesa y nació en Orly. Cuando tenía 14 años, estaban construyendo la famosa Torre Eiffel y era novia de Van Gogh. En 1988, para la celebración de sus 100 años le hicieron una entrevista en la que se refirió al pintor como “sucio, mal vestido y sombrío”.

A sus 85 años practicaba esgrima y a los 100 andaba en bicicleta. Salió en una película a sus 114 años, a los 115 la operaron de la cadera y a los 117 dejó de fumar, pero no por sentirse mal; sino porque estaba casi ciega y le incomodaba pedirle a alguien más que le encendiera su cigarrillo.

aaa

Cuando Jeanne tenía 90 años, no contaba con herederos, así que firmó un contrato con un abogado de 47 años llamado André-Francois Raffray. En el documento se estipulaba que heredaría su casa si pagaba una renta mensual de 2500 francos. Esta deuda estaría saldada en 10 años, pero el destino tenía otros planes, Raffray le pagó a Madame Calment, pero murió antes que ella, a los 77 años y su viuda continuó pagando la renta hasta la muerte de su propietaria.

Esta mujer gozó de lucidez hasta sus últimos días y en su cumpleaños 120 le preguntaron ¿qué opinaba acerca del futuro? Ella solamente contestó: ¡Muy corto!

Algunas reglas y frases de Madame Calment

Cada uno de los jóvenes es asombroso.
• Estoy completamente enamorada del cine.
• Creo que algún día moriré de risa.
• Solamente tengo una arruga y estoy sentada sobre ella.
• No me gusta usar rimel porque lloro de risa con mucha frecuencia.
• Siempre pienso que Dios se olvidó de mí.
• Tengo piernas de hierro, pero sinceramente, han empezado a oxidarse un poco.
• La razón de mi longevidad es sonreír todo el tiempo.
• Un periodista le dijo: “Nos vemos, puede ser el próximo año…” y ella le contestó: “¿Y por qué no? Usted no se ve tan mal, después de todo”.
• Si no puedes hacer algo con respecto a alguna situación, no te preocupes por eso.
• La juventud es un estado del alma, no físico. Por eso sigo siendo una chica, simplemente no he lucido tan bien los últimos 70 años.
• Tengo muchas ganas de vivir y muy buen apetito, en especial para los dulces.

Los años se van acumulando en nuestras vidas, pero esto no debe tomarse como algo negativo, sino como una oportunidad de crecer, de adquirir vivencias, oportunidades, momentos, conocimiento… 

…Porque, demasiado a menudo, pensamos que hacerse mayor es una complicación y no una oportunidad…

…Porque olvidamos que cumplir años con salud es acumular conocimientos, experiencias y valores que las nuevas generaciones pueden aprovechar…

…Porque mantenerse activo al hacerse mayor es fundamental para abordar el reto del envejecimiento…

“LA SOLEDAD”

¡Hola, amig@s!

Esta semana tenemos una colaboración muy especial. Elena, Psicóloga con muchos años de experiencia y la cual realiza una laboral excepcional en el Teléfono de la Esperanza, nos va a dar pautas de como afrontar esta etapa de nuestras vidas desde una perspectiva positiva. No os lo perdáis.

¿Qué apoyos se necesitan  para sobrellevarla?
¿Qué apoyos se necesitan para sobrellevarla?

LA SOLEDAD EN LA TERCERA EDAD

 La soledad es un estado afectivo interior, un sentimiento que escapa a la observación objetiva, esta anclada en la historia personal de cada uno, también es ese momento intimo que todos tenemos, que nos sirve para meditar, recordar  acontecimientos pasados….

La tercera edad es una etapa más de la vida que hay que aprender a disfrutar, el psicólogo Carl Jung, la denominó como “fase cultural”, la cultura entendida  no solo como adquisición de conocimientos, sino como la búsqueda de la propia plenitud.

Llegar a “viejo” es tener la oportunidad de completar toda una existencia, se trata de un proceso complejo que se inicia en el nacimiento. Aunque “viejo” sigue siendo el protagonista de su vida y ha de tener la capacidad de vivirla de la manera más sana y feliz posible.

Aprender a disfrutar de la vejez es fundamental para seguir disfrutando de la vida.

Afrontar la soledad supone:

 Aceptar las propias limitaciones.

Sentirse activo, podemos vivir sin trabajo, pero no sin actividad, cada persona tiene que buscar que es lo que le hace sentir útil, le conforta, le enriquece…

Tener una actitud positiva que se centre en el presente, en el aquí y ahora, sin distorsionar la realidad, ni adelantarse a acontecimientos futuros.

Ser optimista, es una capacidad emocional crucial en esta etapa, para mantener las riendas de la propia vida, si se percibe la edad como una oportunidad de vida, si se interpreta la vejez no como proximidad a la muerte, sino como testimonio de haber vivido, encontrara la manera de enriquecer el contenido de su vida que le queda por vivir.

El optimismo le llevara a no atormentarse por cuanto tiempo le queda de vida y le permitirá participar activamente en la construcción de cómo aprender a vivirla.

 Considero que estancarse en los recuerdos exclusivamente, nos impedirá vivir el presente, y tener ilusión por seguir viviendo y valorar el día a día.

Aunque a veces nos resulte difícil por las experiencias que cada uno lleva en su mochila, hay que seguir levantándose con ilusión, todos /as somos capaces de hacerlo.

 Finalmente quiero dejar una reflexión de un gran escritor al llegar a su propia vejez:

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.” Gabriel García Márquez.

Elena García Laín

Psicóloga.

Gracias, Elena por tus palabras, esperamos con entusiasmo tu segunda entrega. Como se desarrolla tu labor de voluntariado, con que situaciones te estás encontrando y sobre todo, como las están afrontando nuestro mayores, cuales son sus emociones y sus anhelos, y como les podemos ayudar.

¡Hasta pronto!

MALOS TRATOS EN PERSONAS MAYORES (PARTE II)

Malos tratos en personas mayores.

En hilo a una noticia publicada en los medios de comunicación esta semana donde se han encontrado a personas mayores de una residencia atados y en unas condiciones higiénicas deplorables, sigo investigando los malos tratos en nuestros mayores, porque considero que no se le da la misma cobertura o publicidad que en otros colectivos como son los menores o mujeres; ninguno es más importante que otro, porque en todos hay que luchar para erradicarlos y castigar con la ley en la mano a aquellos que los cometen.

Por ello, es importante saber que tipos de maltrato están sufriendo las personas mayores y como se definen. Según la Organización Mundial de la Salud en la conocida como Declaración de Toronto” para la prevención global del maltrato de las personas mayores, los define como: “la acción única o repetida, o la falta de la respuesta apropiada, que causa daño o angustia a una persona mayor y que ocurre dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza”.

El estudio de los malos tratos en las personas mayores en nuestro país es relativamente reciente y sus causas son diversas; entre ellas podemos encontrar:

-El cambio de valores en nuestra sociedad actual en la que la juventud, la productividad, la salud son valores en alza, el anciano, enfermo con frecuencia dependiente e improductivo, es infravalorado y a veces resulta una “molestia”. (Yo en esta afirmación disiento bastante porque por ejemplo, promocionando el envejecimiento activo se está cambiando la imagen de nuestros mayores, entre otras muchas cosas, que he ido mencionando en anteriores posts y que seguiré comentando en los siguientes.)

-Factores familiares como el estrés del cuidador por sobrecarga física y/o emocional; problemas socioeconómicos; antecedentes de violencia familiar previa; abuso de sustancias tóxicas; trastornos psicopatológicos.

-Situaciones de especial vulnerabilidad en la persona mayor: vivienda compartida; malas relaciones entre la víctima y el agresor; falta de apoyo familiar, social y financiero; dependencia económica o de vivienda del anciano.

Y, ¿Cómo podemos clasificar esos malos tratos?, entre los más frecuentes encontramos:

1.- Negligencia:

Física: no satisfacer las necesidades básicas como negación de alimentos, cuidados higiénicos, vivienda, seguridad y tratamientos médicos.

Emocional: consiste en la negación de afecto, desprecio, aislamiento, incomunicación.

2.- Maltrato físico: golpes, quemaduras, fracturas, administración abusiva de fármacos o tóxicos.

3.-Maltrato psicológico: manipulación, intimidación, amenazas, humillaciones, chantajes, desprecio, violación de sus derechos impidiéndole tomar decisiones

4.-Abuso económico: impedir el uso y control de su dinero, chantaje económico.

5.-Abuso sexual: cualquier tipo de relación sexual no consentida o cuando la persona no es capaz de dar su consentimiento.

Las consecuencias del maltrato en las personas mayores pueden llegar a producir:

Físicas: lesiones por traumatismos, desnutrición, deshidratación, fracturas por caídas, úlceras por decúbito por negligencia, abandono o falta de cuidados, heridas por ataduras, abrasiones, quemaduras e intoxicaciones

Psicológicas: Tristeza, trastornos emocionales, sufrimiento, depresión, ansiedad, ideación suicida, inhibición, somatizaciones y pseudodemencias.

Sociales: aislamiento físico, psicológico o social.

Estas consecuencias derivan en una importante utilización de los servicios sanitarios por parte de la persona maltratada; el aumento de las hospitalizaciones condicionada por la morbilidad asociada a síntomas de la negligencia, el abandono o la violencia física.

Por ello, es necesario a mi entender, poder realizar una prevención de la situación del mayor cuando se detecten situaciones de vulnerabilidad. Los profesionales que los atienden, los vecinos, o familiares deben estar atentos a estos signos y dar la voz de alarma a quien corresponda, como por ejemplo, Servicios Sociales, Defensor del Mayor, Sistema Sanitario o a la autoridad que corresponda.

Seguiré tratando este tema en siguientes posts ya que es nuestro deber trabajar para que las negligencias en las personas mayores sean denunciadas.

¡!!Hasta pronto amig@s!!!

“EL MALTRATO EN LAS PERSONAS MAYORES” (Parte 1.)

Hoy en día vivimos una etapa de constantes cambios sociales, económicos y sobre todo tecnológicos que no nos da tiempo a digerir. Creando unas desigualdades intergeneracionales que nos están llevando a que aumenten las discriminaciones personales, sociales y culturales en las personas mayores.

La violencia en los mayores es un problema emergente.
La violencia en los mayores es un problema emergente.

Las dinámicas familiares están cambiando y ello resulta en la pérdida de los cuidados familiares tradicionales en los menores y ancianos. Y aquí salen perdiendo nuestros mayores, dado que la vejez tiene unas connotaciones mucho más negativas que el cuidado de un menor, donde al parecer todo son risas y alegrías. Cuántas veces hemos escuchado, “cuando quieras me dejas un rato al niño y aprovechas”. Pero qué poco se dice, “llevas muchos días encerrada en casa cuidando a tu padre, ¿quieres dejármelo un rato y aprovechas?”.

Las políticas sociales favorecen la idea de que las familias son el pilar fundamental donde realizar la atención. Sin duda esto es así, ya que todos preferiríamos que nos cuidaran nuestros hijos o sobrinos que una señora que no conocemos de nada, digo yo;  pero sin un acompañamiento de recursos sociales adecuados por parte de la administración que nos ayude a conciliar estos cuidados es más probable que surjan conflictos y sobrecargas familiares. Factor de riesgo en el maltrato a personas mayores.

He estado investigando y todavía existen pocos estudios sobre este fenómeno, prueba de ello es que las Naciones Unidas abordan por primera vez la violencia contra las personas mayores en la II Asamblea Mundial del Envejecimiento (Madrid 2002) en la que se presenta un informe al respecto. Paralelamente, la Red Internacional para la prevención del maltrato en el anciano (INPEA), con el apoyo de la OMS, hace público el Informe “Voces ausentes” que se ha convertido en un referente para la puesta en marcha de procesos de investigación-acción en muchos países del mundo.

La mayoría de profesionales de nuestro país de diferentes disciplinas relacionadas con la atención a nuestros mayores, médicos de familia, trabajadores sociales, confirman que va en aumento el número de casos de maltrato que se encuentran en su día a día. Con un solo caso ya deberíamos de estar actuando.

Hay indicios claros de que el maltrato a mayores es un problema emergente. Tenemos que ver qué tipo de maltratos son los más frecuentes, donde se producen, que consecuencias tiene, vulnerabilidad social, como prevenirlos, aspectos jurídicos… solo conociendo el maltrato a fondo se podrá actuar para evitarlo definitivamente.

Por ello, os convoco al siguiente post que espero sea pronto.

¡ ¡ ¡Hasta pronto amig@s! ! !