“8 BENEFICIOS DEL PILATES EN LA SALUD DE LAS PERSONAS MAYORES”

 

¡¡Hola, amig@s!!

20160216_120257

Os dejamos el link del artículo que nos han publicado nuestros amig@s de QMAYOR  (http://www.qmayor.com) sobre los beneficios de practicar el Método Pilates con regularidad.

http://www.qmayor.com/vida-saludable/8-beneficios-del-pilates-en-la-salud-de-las-personas-mayores/

Espero que sea de vuestro agrado y que le saquéis provecho.

Y como siempre os digo, para que disfrutéis de un envejecimiento activo, libre y saludable es necesario la práctica de ejercicio, si es al aire libre mejor, como caminar; una dieta equilibrada, y por su puesto tener una vida social activa dentro de nuestras posibilidades.

!Hasta pronto!

http://www.qmayor.com/vida-saludable/8-beneficios-del-pilates-en-la-salud-de-las-personas-mayores/

“LA APATÍA, ENEMÍGA DEL ANHELO E INTERÉS”

¡¡¡ Hola, amig@s !!!

apatía
Ilusión, Anhelo, Interés vs Apatía

Ya era hora de volver después de unas semanas muy intensas. Después de la celebración de las Navidades, y tras observar diferentes casos de personas, que tras estas fechas, se sienten alicaídas y sin ganas de hacer nada, desde La guía del mayor nos hemos puesto a investigar, y hemos observado que en un porcentaje alto, la culpable de ello es la APATÍA.

Sí, amig@s, la APATÍA, es un estado de completa indiferencia en el que la persona que la sufre siente que no tiene ganas de realizar actividades cotidianas o actividades que antes le producían satisfacción. Y siente, además, que es incapaz de realizarlas. Una persona apática no puede plantearse metas, manifiesta indiferencia afectiva, tiene problemas de rendimiento cognitivo y pierde la motivación, el interés y la iniciativa.

Según el último estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), celebrado en Zaragoza, un 20% de las personas de más de 80 años sufren apatía.

Vemos importante destacar la diferencia entre depresión y apatía. En la apatía hay una pérdida de la respuesta emocional: nada atrae su atención. En la depresión, la persona puede parecer apática porque no muestra interés ni iniciativa, pero existe tristeza, tendencia al llanto, angustia, sensación de impotencia y sentimientos de culpa.

Es interesante saber que la apatía puede ser un síntoma de la depresión, pero no todos los depresivos son apáticos ni todos los apáticos padecen depresión.

Pero sí que tenemos que estar muy atentos  a los síntomas de la apatía porque pueden ser la antesala al desarrollo de una enfermedad neurodegenerativa  como el Parkinson o la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. En estos casos, la apatía está producida por lesiones cerebrales que alteran ciertos circuitos cerebrales en los que interviene fundamentalmente el lóbulo frontal.

Como explica, Román Alberca en su libro “Manifestaciones psicológicas y conductuales de la enfermedad de Alzheimer “, conviene recordar que ya en el anciano normal la apatía se asocia a una afectación cognitiva mayor y a un peor rendimiento funcional, lo que sugiere que es un signo precoz de declinar cognitivo. Cuando existe apatía aumenta la probabilidad de que el deterioro cognitivo leve se convierta en demencia”.

La conclusión del estudio señala que un tercio de esta población presentó riesgo social, lo que les hace más vulnerables e incrementa el riesgo de aparición de desórdenes físicos y psíquicos.

Por ello, es necesario vigilar los síntomas de la apatía en las personas mayores para tratarlos rápidamente desde una perspectiva tanto psicológica como social. Estos síntomas son:

-Estar más olvidadizo o confundido.

-Comer menos.

-Descuidar el aspecto físico y la higiene.

-Tener la casa sin arreglar.

-Dejar de tomar los medicamentos o tomarlos incorrectamente.

-Aislarse de los demás.

Para combatirla, recordar las claves del Envejecimiento Activo, Saludable y Positivo: realizar ejercicio físico, una buena nutrición, seguimiento médico, salir y relacionarse con los demás.

¡Hasta pronto!

LA NAVIDAD, FUENTE DE CONFLICTOS Y MELANCOLÍA, ¿POR QUÉ?

navidad

Cuando se acercan las fechas navideñas todos nos echamos a temblar, ya sea por el desembolso que nos toca realizar por regalos, estrenas, o por la compra compulsiva de variedad de alimentos que desgraciadamente acaban en la basura porque es materialmente imposible comérselo todo.

Pero la mayor preocupación de la mayoría de personas en estas fechas es la de no en contarse solo/a en Navidad o por el contrario personas a las que no les apetece nada reencontrarse con familiares que hace meses que no ve y con los que se suele guardar cierto resentimiento por esta pérdida de contacto del día a día.

¿Por qué este “espíritu navideño” nos crea tantos sentimientos encontrados?: frustración, melancolía, tristeza…a la vez que alegría, espiritualidad, realización de buenas acciones hacia los demás,…demasiadas emociones para canalizarlas y dejarlas fluir estos días, que nos alteran considerablemente nuestro día a día.

Por otro lado, parece que la sociedad en la que vivimos nos recuerda constantemente que debemos estar felices y contentos estos días. Y, ¿qué pasas si no te encuentras así?, ¿Qué pasa si estás triste porque tu pareja ya no está, o porque tus familiares directos “pasan” de ti durante todo el año y va y te invitan a comer el día de Navidad?, ¿Cómo te sientes compartiendo una comida con personas, que sí, que son de tu familia pero que no saben si te has resfriado o te has caído un porrazo la semana pasada?

Por lo que estaría genial que todos nos planteáramos un “Plan de Acción” para estas fechas. Respetando nuestros deseos y nuestras necesidades y también las de los demás; evitando el chantaje emocional de nuestros familiares, porque seguramente es más fácil para ti ir a comer el día de Navidad con tu compañero/a de mesa habitual de tu centro de día, con el que compartes tus penas y alegrías diariamente, y poder ir a merendar cualquier día a casa de tus familiares sin agobios navideños.

Pero amigos/as, esto es una decisión de cada uno, ya sé que fácil de decir y difícil de hacer. Es vuestra decisión sucumbir a las reuniones familiares establecidas o intentar vivirlas como uno mismo desee. Pero entiendo que esto es muy complicado y que puede acarrear conflictos familiares el resto del año. Si decidís acudir, intentar pasadlo bien, acudir con una buena actitud, alegres y con la satisfacción de qué estáis acompañados por personas que os quieren, aunque no sepan demostrarlo en ocasiones.

Así que amig@s, intentad pasar unos días de paz, alegría y relajación; y por supuesto no olvidéis vuestras actividades diarias como pasear, salir con las amistades y llevar una buena alimentación sin demasiados excesos estos días.

Queridos amig@s, que paséis unas buenas fiestas en armonía, paz y amor. Desde La guía del mayor os lo deseamos de todo corazón.

                  FELICES FIESTAS

belen

AUDÍFONO, ¿POR QUÉ NO?

 

oreja

Hola, amig@s;

A La guía del mayor le preocupa los numerosos casos que se está encontrando de personas mayores con pérdidas auditivas importantes, y las cuales no le ponen solución. Esta situación les genera una serie de complicaciones que les afecta en su día a día, lo que conlleva una pérdida alarmante de su calidad de vida. ¿Por qué será?

Por ello, nos hemos puesto a investigar sobre este fenómeno y nos hemos dado cuenta que existen muy pocos estudios al respecto.

Todos tenemos la capacidad de podernos comunicar, ya que  es un componente importante en nuestra vida diaria para disfrutar de un envejecimiento saludable y activo.

Pero cerca de un cuarta parte de las personas de 65 a 74 años y hasta la mitad de los mayores de 75 años sufren presbiacusia, una disminución auditiva que se basa en la pérdida de las células sensoriales auditivas, y de las funciones centrales del procesamiento asociados con el proceso de envejecimiento.

Este problema dificulta el intercambio de información, por lo tanto genera un impacto significativo en la vida diaria. La pérdida de la audición en las personas mayores también puede contribuir al aislamiento social y pérdida de autonomía, y está asociada con la ansiedad, la depresión y el deterioro cognitivo.

Según apuntan algunos autores son especialmente los hombres los que sufren más esta consecuencia, aunque las diferencias entre géneros parecen estar mediadas por la influencia de parámetros psicosociales, y no tanto por la variable de salud física o sociodemográficas.

Según Kelly et al., a las personas mayores con pérdida auditiva les resulta más fácil hablar que escuchar, por la carga mental que ello supone, es por esto que tienden a dominar la conversación.

Otras pueden volverse injustificadamente desconfiadas y estar más expuesta al peligro de alucinaciones auditivas como la impresión de que los demás hablan mal de ellos, sintiéndose rechazados y apareciendo a veces otros problemas graves como delirios e incluso depresiones.

Los expertos coinciden en varios factores que conllevan el poco uso de los audífonos en la población mayor: la adherencia, el alto coste, el ruido y su mantenimiento.

Por todo lo expuesto, recomendamos ante cualquier problema de audición acudir al especialista, el otorrinolaringólogo, para un estudio y valoración de las causas que motivan la pérdida de audición.

Ante la pérdida auditiva no pienses que es algo natural de la edad y actúa.

HISTORIA PARA PENSAR

A La guía del mayor le ha gustado esta historia. Esperamos que sea de vuestro agrado. Por un envejecimiento activo, libre y saludable.

¡ Hasta pronto amig@s !

El record de longevidad le pertenece a Jeanne Louise Calment, con 122 años y 164 días. Ella era francesa y nació en Orly. Cuando tenía 14 años, estaban construyendo la famosa Torre Eiffel y era novia de Van Gogh. En 1988, para la celebración de sus 100 años le hicieron una entrevista en la que se refirió al pintor como “sucio, mal vestido y sombrío”.

A sus 85 años practicaba esgrima y a los 100 andaba en bicicleta. Salió en una película a sus 114 años, a los 115 la operaron de la cadera y a los 117 dejó de fumar, pero no por sentirse mal; sino porque estaba casi ciega y le incomodaba pedirle a alguien más que le encendiera su cigarrillo.

aaa

Cuando Jeanne tenía 90 años, no contaba con herederos, así que firmó un contrato con un abogado de 47 años llamado André-Francois Raffray. En el documento se estipulaba que heredaría su casa si pagaba una renta mensual de 2500 francos. Esta deuda estaría saldada en 10 años, pero el destino tenía otros planes, Raffray le pagó a Madame Calment, pero murió antes que ella, a los 77 años y su viuda continuó pagando la renta hasta la muerte de su propietaria.

Esta mujer gozó de lucidez hasta sus últimos días y en su cumpleaños 120 le preguntaron ¿qué opinaba acerca del futuro? Ella solamente contestó: ¡Muy corto!

Algunas reglas y frases de Madame Calment

Cada uno de los jóvenes es asombroso.
• Estoy completamente enamorada del cine.
• Creo que algún día moriré de risa.
• Solamente tengo una arruga y estoy sentada sobre ella.
• No me gusta usar rimel porque lloro de risa con mucha frecuencia.
• Siempre pienso que Dios se olvidó de mí.
• Tengo piernas de hierro, pero sinceramente, han empezado a oxidarse un poco.
• La razón de mi longevidad es sonreír todo el tiempo.
• Un periodista le dijo: “Nos vemos, puede ser el próximo año…” y ella le contestó: “¿Y por qué no? Usted no se ve tan mal, después de todo”.
• Si no puedes hacer algo con respecto a alguna situación, no te preocupes por eso.
• La juventud es un estado del alma, no físico. Por eso sigo siendo una chica, simplemente no he lucido tan bien los últimos 70 años.
• Tengo muchas ganas de vivir y muy buen apetito, en especial para los dulces.

Los años se van acumulando en nuestras vidas, pero esto no debe tomarse como algo negativo, sino como una oportunidad de crecer, de adquirir vivencias, oportunidades, momentos, conocimiento… 

…Porque, demasiado a menudo, pensamos que hacerse mayor es una complicación y no una oportunidad…

…Porque olvidamos que cumplir años con salud es acumular conocimientos, experiencias y valores que las nuevas generaciones pueden aprovechar…

…Porque mantenerse activo al hacerse mayor es fundamental para abordar el reto del envejecimiento…

COMO LA VIDA MISMA

Tristeza en los mayores.

¡¡Hola, amig@s!!!

Ya estamos de vuelta, y como os prometí, con la segunda entrega de nuestra compañera Elena, psicóloga y amiga. Elena nos relata uno de los muchos casos que le entran en las llamadas del Teléfono de la Esperanza; personas mayores que se sienten solas, al borde de la depresión y que llaman como grito de socorro para que les ayuden a salir del pozo donde se encuentran. Espero que os resulte interesante para reflexionar sobre cómo podemos ayudar a estas personas que sienten que ya no sirven, porque la razón de su vida, cuidar a los demás, ya no existe o no les satisface.

 Esta mañana hablé  con Carmen, mujer jubilada, ama de casa, cuidadora….

Al hablar con ella me confesó que llevaba años con depresión, el médico de cabecera le recetaba unos tranquilizantes. Se encontraba apagada, sin ganas de nada, tenía que hacer verdaderos esfuerzos por salir a la calle.

Tiene una amiga que tira de ella y por eso sale, todos los días hacen aguayim y reconoce que le alivia y le hace sentir mejor tanto física como mentalmente.

 Cuando me lo contaba su voz se entrecortaba por las lagrimas, esta mañana estaba tan decaída, que ha decidido quedarse en casa, lo esta pasando mal.

Le he animado a que busque actividades que le resulten placenteras y sobre todo que se mantenga activa, que siga haciendo deporte, que salga y no pierda sus contactos sociales.

 Creo que muchas veces abandonamos o aparcamos nuestros deseos para satisfacer a los demás, sobre todo, las mujeres de ciertas épocas, acostumbradas y educadas para atender las necesidades de la familia (marido, hijos, abuelos, nietos….).

A veces es fácil dejarnos llevar por la tristeza y la falta de ganas. Por eso es importante rodearnos de personas que nos aporten, nos motiven y sobre todo ser positivos.

 Una persona positiva convierte sus problemas en retos, nunca en obstáculos.

 El estar activos, tanto física como mentalmente es fundamental para combatir un estado depresivo, una gran diversidad de estudios lo demuestran. Ya que al hacerlo liberamos endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, estas regulan nuestros niveles de dolor físico  y ayudan a controlar la ansiedad.

Cuando estamos con el animo bajo tendemos a aislarnos, esto es un grave error que a toda costa hay que evitar, ya que al final se convierte en una espiral, que nos atrapa.

Para finalizar quiero dejar una reflexión de un gran psicólogo, pedagogo y escritor Bernabé Tierno:

                                              “La peor vejez es la del espíritu”

 

Elena García Laín

Psicóloga.

ALOJAMIENTOS ALTERNATIVOS: “HOGARES COMPARTIDOS”

¡Hola, amig@s!

No quería dejar pasar la ocasión de contaros un proyecto: HOGARES COMPATIDOS que ya es toda una realidad de alojamiento alternativo.

El viernes 23, pasamos una tarde increíble con nuestros amigos de Hogares Compartidos;  a través de su Gala Solidaria, pudimos observar como está calando en la sociedad valencia.

Disfrutamos de una tarde de emociones donde los residentes, el equipo técnico y  voluntarios pusieron toda su energía e ilusión para ofrecernos una velada mágica. Los magos Juanma González y Rubén Aparisi, nos deleitaron  con una mágica actuación que nos hizo vibrar, reír y aplaudir. Hasta realizamos un tweet conjunto al final de la gala muy divertido: “Nos vamos a Cuenca a hacer montañismo en camello con Abraham Mateo.”

Pero sin duda, lo más emotivo, fue el video explicando los propios residentes, que es Hogares Compartidos, que significa para ellos, como les ha cambiado la vida, y sobre todo los valores que comparten: respeto, confianza y acompañamiento.

Hogares Compartidos nace para dar solución a una necesidad actual muy clara: tener un hogar digno donde poder vivir, ya que un alto porcentaje de nuestros mayores viven solos y  no pueden hacer frente a las cargas económicas de una vivienda o de una residencia.

Hogares Compartidos es un programa innovador de acompañamiento social en pisos supervisados  para personas con escasos recursos económicos, principalmente pensionistas.

El equipo de Hogares Compartidos favorece la relación entre los residentes realizando la selección de los participantes y un acompañamiento en la convivencia para generar tranquilidad y seguridad entre los residentes de los diferentes  pisos.

Son los propios residentes los que establecen sus propias rutinas dentro de las normas básicas de convivencia (compra, limpieza…). Los gastos de luz, agua y gas se dividen a partes iguales entre los participantes del programa, favoreciendo así uso responsable de los mismos. Hay libertad de horarios respetando el descanso de los compañeros.

Después de contaros que es Hogares Compartidos, sería bueno reflexionar como podemos ayudar a mejorar la situación de tantas personas que se encuentran en el umbral de la pobreza, no sólo económica si no social y relacional, y que necesitan encontrar recursos sociales donde se les ofrezca no solo alojamiento y comida, sino algo más, cariño, comprensión, acompañamiento, tranquilidad, en definitiva, sentir que no estás solo contra el mundo justo en la última etapa de nuestras vidas, por que como dijo Bette Davis “ La vejez no es para cobardes”.

Así que ya sabéis amig@s, si queréis colaborar, con donativos, pisos que no utilicéis, o simplemente ofrecer vuestro tiempo unas horas para acompañar a nuestros amigos de Hogares Compartidos, podéis contactar en: www. Hogarescompartidos.org

¡Hasta pronto!

Equipo y residentes de Hogares Compartidos. Gracias por la mágica tarde.
Equipo y residentes de Hogares Compartidos. Gracias por la mágica tarde.

“COLOREAR MANDALAS O LIBROS DE COLOREAR PARA ADULTOS.”

Libros de Mandalas
Libros de Mandalas

¡¡Amig@s!!

¡Lo que acabo de descubrir esta semana, y no tenía ni idea que esto existía! Y mirar que a mí siempre me ha gustado coger los libros de mis sobrinos y ponerme a pintar; colorear siempre me ha gustado porque siento que me relaja y que se me pasa el tiempo volando.

Acabo de descubrir que existen libros para colorear para adultos o lo que es lo mismos colorear Mandalas. Se ve que esta práctica está bastante extendida en otros países de Europa, como en Francia y que hace furor. ¡Viva mi ignorancia!

Conseguir relajarse es una necesidad para afrontar la actividad del día a día y no verse abrumado por las preocupaciones y los problemas que nos afectan. Más, si tenemos a una persona dependiente a quién cuidar o necesitamos entrenar nuestra mente para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Según la psicoterapeuta Judit March explica por qué el colorear reduce el estrés: “Cuando nos centramos en pintar, en la coordinación entre el ojo y la mano, ponemos a funcionar el hemisferio izquierdo (del cerebro), encargado del razonamiento. Esto provoca la inhibición del sistema límbico implicado en las emociones, lo que nos ayuda a olvidarnos de lo que nos preocupa. Así, el cerebro recupera su orden interno”.

Los mandalas son diagramas o representaciones esquemáticas y simbólicas del macrocosmos y el microcosmos. Los utilizaban hace cientos de años los budistas e hinduistas y han llegado a nuestra cultura actual como una forma de relajación y concentración. Mándala significa círculo, centro… alrededor del cual se suceden formas o muestras en las que están representadas los puntos cardinales adornados con diseños geométricos o de la naturaleza: círculos, corazones, estrellas, mariposas, flores…

La relajación con mandalas consiste en colorear estos dibujos hechos a línea, una actividad que puede practicar cualquier persona a cualquier edad, ya que no requiere esfuerzo ni conocimientos especiales. Esta técnica desarrolla la paciencia y la coordinación, despierta los sentidos y la intuición y potencia la concentración y el autocontrol.

¿Cómo lo hacemos?:

-Empezar respirando de forma profunda y rítmica para que ayude a alcanzar la relajación a medida que vas coloreando.

– Existen dos técnicas para pintar mandalas: desde dentro hacia fuera, si el momento te pide exteriorizar tus emociones, o desde fuera hacia adentro, si lo que buscas es encontrar tu centro y contactar con la esencia de tu subconsciente.

-Colorea según te dicte el ánimo y la intuición.

-Al acabar, es recomendable dedicar unos minutos a contemplar el mándala ya coloreado. Es una forma de que el “mándala hable” y veas reflejado en él tu yo más interno.

Estos son los diferentes libros que se pueden encontrar en las librerías:

Mándalas y otros dibujos budistas para colorear.

-Mándalas y otros dibujos zen para colorear.

-El libro del Mindfulness para colorear de la ilustradora Emma Farrarons.

También existen cuadernillos con cuadros de pintores famosos, en algunos de ellos te explican las técnicas para realizar el cuadro o pintar con pintura al óleo o acuarela, en otros simplemente puedes colorear directamente con tus lápices o rotuladores.

Pues, ya sabéis, para relajaros o simplemente para pasar un buen rato, existe una nueva afición, ¡colorear!

Y, recordar, amig@s, que para mantener un envejecimiento activo y saludable es necesario el ejercicio físico, una buena alimentación, salir y relacionarse con los demás, y por supuesto, entrenar la mente realizando tareas que nos resulten agradables.

¡Hasta la próxima!

“LA SOLEDAD”

¡Hola, amig@s!

Esta semana tenemos una colaboración muy especial. Elena, Psicóloga con muchos años de experiencia y la cual realiza una laboral excepcional en el Teléfono de la Esperanza, nos va a dar pautas de como afrontar esta etapa de nuestras vidas desde una perspectiva positiva. No os lo perdáis.

¿Qué apoyos se necesitan  para sobrellevarla?
¿Qué apoyos se necesitan para sobrellevarla?

LA SOLEDAD EN LA TERCERA EDAD

 La soledad es un estado afectivo interior, un sentimiento que escapa a la observación objetiva, esta anclada en la historia personal de cada uno, también es ese momento intimo que todos tenemos, que nos sirve para meditar, recordar  acontecimientos pasados….

La tercera edad es una etapa más de la vida que hay que aprender a disfrutar, el psicólogo Carl Jung, la denominó como “fase cultural”, la cultura entendida  no solo como adquisición de conocimientos, sino como la búsqueda de la propia plenitud.

Llegar a “viejo” es tener la oportunidad de completar toda una existencia, se trata de un proceso complejo que se inicia en el nacimiento. Aunque “viejo” sigue siendo el protagonista de su vida y ha de tener la capacidad de vivirla de la manera más sana y feliz posible.

Aprender a disfrutar de la vejez es fundamental para seguir disfrutando de la vida.

Afrontar la soledad supone:

 Aceptar las propias limitaciones.

Sentirse activo, podemos vivir sin trabajo, pero no sin actividad, cada persona tiene que buscar que es lo que le hace sentir útil, le conforta, le enriquece…

Tener una actitud positiva que se centre en el presente, en el aquí y ahora, sin distorsionar la realidad, ni adelantarse a acontecimientos futuros.

Ser optimista, es una capacidad emocional crucial en esta etapa, para mantener las riendas de la propia vida, si se percibe la edad como una oportunidad de vida, si se interpreta la vejez no como proximidad a la muerte, sino como testimonio de haber vivido, encontrara la manera de enriquecer el contenido de su vida que le queda por vivir.

El optimismo le llevara a no atormentarse por cuanto tiempo le queda de vida y le permitirá participar activamente en la construcción de cómo aprender a vivirla.

 Considero que estancarse en los recuerdos exclusivamente, nos impedirá vivir el presente, y tener ilusión por seguir viviendo y valorar el día a día.

Aunque a veces nos resulte difícil por las experiencias que cada uno lleva en su mochila, hay que seguir levantándose con ilusión, todos /as somos capaces de hacerlo.

 Finalmente quiero dejar una reflexión de un gran escritor al llegar a su propia vejez:

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.” Gabriel García Márquez.

Elena García Laín

Psicóloga.

Gracias, Elena por tus palabras, esperamos con entusiasmo tu segunda entrega. Como se desarrolla tu labor de voluntariado, con que situaciones te estás encontrando y sobre todo, como las están afrontando nuestro mayores, cuales son sus emociones y sus anhelos, y como les podemos ayudar.

¡Hasta pronto!

¿CAMINAMOS?, ¿JUNTOS?

Lluneta, alma de La guía del mayor. Qué felíz nos hace pasear con ella.
Lluneta, alma de La guía del mayor. Que feliz nos hace pasear contigo.

¡Hola, amig@s!

¿Cuánto camináis al día?

Caminar todos los días es una rutina económica y muy terapéutica, ya que nos ayuda a mejorar nuestro estado físico y emocional. Es un hábito muy saludable para incorporar en nuestro envejecimiento activo.

Son numerosos los estudios que enumeran los beneficios de caminar al menos 30 minutos al día, entre ellos encontramos:

Fortalece el corazón, previene enfermedades cardiovasculares: reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 27%.

Reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades: tienden a sufrir menos de diabetes tipo II, asma y algunos tipos de cáncer.

Ayuda a equilibrar el peso: ayuda a acelerar el metabolismo y gracias a esto favorece al organismo con la quema de grasas.

Previene la osteoporosis: estimulamos y fortalecemos los huesos, aumentando la densidad ósea; además mantiene la salud de las articulaciones, ayudando a prevenir problemas como la artritis.

Previene la demencia: puede evitar la contracción del cerebro y así preservar la memoria a medida que pasan los años. La actividad física estimula y protege el cerebro, reduciendo el riesgo de demencia hasta en un 40%.

Aumenta los niveles de energía: aumenta la circulación y el suministro de oxígeno a cada célula del cuerpo. Gracias a esto, este hábito saludable nos ayuda a mantener más activos, combate los bajones de energía después del almuerzo y nos mantiene despiertos.

Combate la depresión: es una buena terapia para prevenir y combatir la depresión y todos sus síntomas.

Y, ¿caminamos correctamente?, os animo a que sigáis estos pequeños consejos:

  • Evitar caminar apresurados.
  • El abdomen debe de ir recogido y la espalda recta, los hombros hacia atrás pero sin exagerar, evita sacar el pecho, este debe de ir relajado, los hombros deben colocarse en una postura natural.
  • El ritmo del caminar lo deben llevar las caderas, es por eso que tu abdomen debe de ir apretado.
  • Los brazos deben de ir sueltos a los lados si no llevas nada cargado y debes permitir que se muevan al ritmo de tu andar.
  • Evita ver al piso cuando caminas, la mirada debe de ir de frente.
  • Cada persona debe encontrar su ritmo, aquel con el que se sienta cómoda. Los pasos cortos siempre son la mejor opción, las grandes zancadas pueden cansar en exceso.
  • Llevar una botellita de agua y, aunque no se tenga sed, tomar pequeños tragos.
  • Utilizar ropa y calzado cómodos.
  • Acompañado siempre es mejor, es la manera de obligarse a salir. También con tu mascota (perro) o escuchando un buen programa de radio o música que active la marcha.

Si te da miedo salir solo, no te ves con fuerzas o simplemente eres un poco perezoso, hay posibilidades para salir a caminar acompañado; en La guía del mayor tenemos experiencia; te damos conversación, activamos tu mente, mientras caminamos y paseamos a nuestra mascota.

Os recuerdo que para llevar un envejecimiento activo y saludable es importante el ejercicio físico, una buena alimentación y relacionarnos con nuestro entorno.

¡Venga, animaros! ;  ¡ ¡ Nunca es tarde para empezar ! !

¡Hasta pronto, amig@s!