LA NAVIDAD, FUENTE DE CONFLICTOS Y MELANCOLÍA, ¿POR QUÉ?

navidad

Cuando se acercan las fechas navideñas todos nos echamos a temblar, ya sea por el desembolso que nos toca realizar por regalos, estrenas, o por la compra compulsiva de variedad de alimentos que desgraciadamente acaban en la basura porque es materialmente imposible comérselo todo.

Pero la mayor preocupación de la mayoría de personas en estas fechas es la de no en contarse solo/a en Navidad o por el contrario personas a las que no les apetece nada reencontrarse con familiares que hace meses que no ve y con los que se suele guardar cierto resentimiento por esta pérdida de contacto del día a día.

¿Por qué este “espíritu navideño” nos crea tantos sentimientos encontrados?: frustración, melancolía, tristeza…a la vez que alegría, espiritualidad, realización de buenas acciones hacia los demás,…demasiadas emociones para canalizarlas y dejarlas fluir estos días, que nos alteran considerablemente nuestro día a día.

Por otro lado, parece que la sociedad en la que vivimos nos recuerda constantemente que debemos estar felices y contentos estos días. Y, ¿qué pasas si no te encuentras así?, ¿Qué pasa si estás triste porque tu pareja ya no está, o porque tus familiares directos “pasan” de ti durante todo el año y va y te invitan a comer el día de Navidad?, ¿Cómo te sientes compartiendo una comida con personas, que sí, que son de tu familia pero que no saben si te has resfriado o te has caído un porrazo la semana pasada?

Por lo que estaría genial que todos nos planteáramos un “Plan de Acción” para estas fechas. Respetando nuestros deseos y nuestras necesidades y también las de los demás; evitando el chantaje emocional de nuestros familiares, porque seguramente es más fácil para ti ir a comer el día de Navidad con tu compañero/a de mesa habitual de tu centro de día, con el que compartes tus penas y alegrías diariamente, y poder ir a merendar cualquier día a casa de tus familiares sin agobios navideños.

Pero amigos/as, esto es una decisión de cada uno, ya sé que fácil de decir y difícil de hacer. Es vuestra decisión sucumbir a las reuniones familiares establecidas o intentar vivirlas como uno mismo desee. Pero entiendo que esto es muy complicado y que puede acarrear conflictos familiares el resto del año. Si decidís acudir, intentar pasadlo bien, acudir con una buena actitud, alegres y con la satisfacción de qué estáis acompañados por personas que os quieren, aunque no sepan demostrarlo en ocasiones.

Así que amig@s, intentad pasar unos días de paz, alegría y relajación; y por supuesto no olvidéis vuestras actividades diarias como pasear, salir con las amistades y llevar una buena alimentación sin demasiados excesos estos días.

Queridos amig@s, que paséis unas buenas fiestas en armonía, paz y amor. Desde La guía del mayor os lo deseamos de todo corazón.

                  FELICES FIESTAS

belen

AUDÍFONO, ¿POR QUÉ NO?

 

oreja

Hola, amig@s;

A La guía del mayor le preocupa los numerosos casos que se está encontrando de personas mayores con pérdidas auditivas importantes, y las cuales no le ponen solución. Esta situación les genera una serie de complicaciones que les afecta en su día a día, lo que conlleva una pérdida alarmante de su calidad de vida. ¿Por qué será?

Por ello, nos hemos puesto a investigar sobre este fenómeno y nos hemos dado cuenta que existen muy pocos estudios al respecto.

Todos tenemos la capacidad de podernos comunicar, ya que  es un componente importante en nuestra vida diaria para disfrutar de un envejecimiento saludable y activo.

Pero cerca de un cuarta parte de las personas de 65 a 74 años y hasta la mitad de los mayores de 75 años sufren presbiacusia, una disminución auditiva que se basa en la pérdida de las células sensoriales auditivas, y de las funciones centrales del procesamiento asociados con el proceso de envejecimiento.

Este problema dificulta el intercambio de información, por lo tanto genera un impacto significativo en la vida diaria. La pérdida de la audición en las personas mayores también puede contribuir al aislamiento social y pérdida de autonomía, y está asociada con la ansiedad, la depresión y el deterioro cognitivo.

Según apuntan algunos autores son especialmente los hombres los que sufren más esta consecuencia, aunque las diferencias entre géneros parecen estar mediadas por la influencia de parámetros psicosociales, y no tanto por la variable de salud física o sociodemográficas.

Según Kelly et al., a las personas mayores con pérdida auditiva les resulta más fácil hablar que escuchar, por la carga mental que ello supone, es por esto que tienden a dominar la conversación.

Otras pueden volverse injustificadamente desconfiadas y estar más expuesta al peligro de alucinaciones auditivas como la impresión de que los demás hablan mal de ellos, sintiéndose rechazados y apareciendo a veces otros problemas graves como delirios e incluso depresiones.

Los expertos coinciden en varios factores que conllevan el poco uso de los audífonos en la población mayor: la adherencia, el alto coste, el ruido y su mantenimiento.

Por todo lo expuesto, recomendamos ante cualquier problema de audición acudir al especialista, el otorrinolaringólogo, para un estudio y valoración de las causas que motivan la pérdida de audición.

Ante la pérdida auditiva no pienses que es algo natural de la edad y actúa.

HISTORIA PARA PENSAR

A La guía del mayor le ha gustado esta historia. Esperamos que sea de vuestro agrado. Por un envejecimiento activo, libre y saludable.

¡ Hasta pronto amig@s !

El record de longevidad le pertenece a Jeanne Louise Calment, con 122 años y 164 días. Ella era francesa y nació en Orly. Cuando tenía 14 años, estaban construyendo la famosa Torre Eiffel y era novia de Van Gogh. En 1988, para la celebración de sus 100 años le hicieron una entrevista en la que se refirió al pintor como “sucio, mal vestido y sombrío”.

A sus 85 años practicaba esgrima y a los 100 andaba en bicicleta. Salió en una película a sus 114 años, a los 115 la operaron de la cadera y a los 117 dejó de fumar, pero no por sentirse mal; sino porque estaba casi ciega y le incomodaba pedirle a alguien más que le encendiera su cigarrillo.

aaa

Cuando Jeanne tenía 90 años, no contaba con herederos, así que firmó un contrato con un abogado de 47 años llamado André-Francois Raffray. En el documento se estipulaba que heredaría su casa si pagaba una renta mensual de 2500 francos. Esta deuda estaría saldada en 10 años, pero el destino tenía otros planes, Raffray le pagó a Madame Calment, pero murió antes que ella, a los 77 años y su viuda continuó pagando la renta hasta la muerte de su propietaria.

Esta mujer gozó de lucidez hasta sus últimos días y en su cumpleaños 120 le preguntaron ¿qué opinaba acerca del futuro? Ella solamente contestó: ¡Muy corto!

Algunas reglas y frases de Madame Calment

Cada uno de los jóvenes es asombroso.
• Estoy completamente enamorada del cine.
• Creo que algún día moriré de risa.
• Solamente tengo una arruga y estoy sentada sobre ella.
• No me gusta usar rimel porque lloro de risa con mucha frecuencia.
• Siempre pienso que Dios se olvidó de mí.
• Tengo piernas de hierro, pero sinceramente, han empezado a oxidarse un poco.
• La razón de mi longevidad es sonreír todo el tiempo.
• Un periodista le dijo: “Nos vemos, puede ser el próximo año…” y ella le contestó: “¿Y por qué no? Usted no se ve tan mal, después de todo”.
• Si no puedes hacer algo con respecto a alguna situación, no te preocupes por eso.
• La juventud es un estado del alma, no físico. Por eso sigo siendo una chica, simplemente no he lucido tan bien los últimos 70 años.
• Tengo muchas ganas de vivir y muy buen apetito, en especial para los dulces.

Los años se van acumulando en nuestras vidas, pero esto no debe tomarse como algo negativo, sino como una oportunidad de crecer, de adquirir vivencias, oportunidades, momentos, conocimiento… 

…Porque, demasiado a menudo, pensamos que hacerse mayor es una complicación y no una oportunidad…

…Porque olvidamos que cumplir años con salud es acumular conocimientos, experiencias y valores que las nuevas generaciones pueden aprovechar…

…Porque mantenerse activo al hacerse mayor es fundamental para abordar el reto del envejecimiento…