RELACIÓN ENTRE ABUELOS Y NIETOS: “REFLEXIONES”

Ejemplo de amor incondicional.
Ejemplo de amor incondicional.

Después de publicar el anterior post sobre la convivencia entre niños y personas mayores en el parque de mi barrio, voy a seguir contando otras observaciones y que me dan mucho que pensar estos últimos días.

Una de ellas es la relación entre los nietos y los abuelos, esa relación que surge entre dos generaciones tan distintas y tan lejanas en el tiempo, pero que sin embargo se entrelazan, se respetan y por supuesto se quieren incondicionalmente, y ejemplo de ello lo tengo en casa, el de mi hijo con sus respectivos abuelos.

La relación que surge entre un nieto y sus abuelos para mí se establece desde el día del nacimiento del bebe, e incluso yo diría que antes, durante el embarazo. Y ejemplo de ello también lo tengo entre mi padre y mi hijo; por razones de salud tuve que guardar reposo durante casi todo el embarazo y mi padre venia todos los días a cuidarme; conversábamos, comíamos juntos, veíamos la televisión hasta que volvía mi marido de trabajar y la barriga iba creciendo poco a poco.

Esto lo cuento, porque hay estudios que dicen que poner música a los gestantes beneficia su desarrollo cognitivo porque está demostrado que desde la semana 20 de gestación, los futuros bebes ya escuchan en el vientre materno; y mi hijo a aparte de Mozart, escuchaba la voz de su abuelo todos los días. El día que nació, yo tenía a mi hijo cogido al pecho y cuando entró mi padre por la puerta y escuchó su voz giró la cabeza instintivamente; lo que prueba que la relación entre mi hijo y mi padre empezó por lo menos desde la semana 20 de gestación.

En la relación de dedicación incondicional abuelo-nieto, estos días estoy observando que muchos abuelos tienen que hacerse cargo de los nietos durante muchas horas porque ya ha empezado la media jornada en los colegios y la mayoría de padres trabajan todo el día. Veo que hay abuelos de todo tipo, más jóvenes, más mayores, unos más modernos que otros, con nietos pequeñitos, con nietos más mayores…pero todos tiene en común la sonrisa de pasar tiempo con sus nietos y la gratificación de poder ayudar a sus hijos.

Las conversaciones en el parque son variadas: “yo mientras sean sólo unas horitas los cuido pero más no puedo que me canso, pero mi hija la pobre trabaja todo el día”; “Yo sólo me puedo hacer cargo del bebe, cuando empiece andar lo tendrá que llevar a la guardería, yo no puedo agacharme para ayudarlo a andar…”; “yo a mis nietos mayores los veo muy poco, tienen que estudiar, ir a inglés, sus padres me los traen los viernes por la tarde, justo cuando hay baile en el centro social”.

Estas conversaciones son muy interesantes porque me ayudan a reflexionar  sobre el papel de los abuelos en esta sociedad y sus consecuencias. En definitiva, ¿cuáles son las tareas y roles que asumen dentro de la familia?, ¿a qué renuncian los abuelos por cuidar a sus nietos?, ¿qué conflictos surgen con los hijos?; ¿dónde están los límites de la responsabilidad de los abuelos en la educación de los nietos?, ¿quién se preocupa de las necesidades de los abuelos?.

Todas estas preguntas me llevan a seguir escribiendo sobre este tema tan hermoso como a la vez, interesante.

¡¡¡ Hasta pronto ami@ssss!!!